GuidePedia

0
El delantero del Cerezo Osaka japonés se retiró de la selección uruguaya y no estará en la cita continental de del país trasandino.


EFE

A Diego Forlán le ha resultado "muy difícil decir basta" a su trayectoria con la selección de Uruguay, pero considera que ahora es "un buen momento para dar paso a nuevas generaciones ante los próximos desafíos" que afronta la selección uruguaya, según apuntó a la agencia EFE.

"Me quedo muy contento por todo lo vivido y por haber formado parte de la selección tanto tiempo. Han sido muchos años desde que fui a la primera convocatoria en 1998 en la categoría juvenil", añadió desde su domicilio en la ciudad nipona de Kobe.

Forlán anunció su retiro de la selección en una rueda de prensa convocada en Osaka (centro), hogar del club Cerezo, en el que juega desde 2014 y con el que tiene contrato hasta julio.

De su dilatada trayectoria en la celeste, con la que disputó tres Copas del Mundo (2002, 2010 y 2014), Forlán se queda con el Mundial del 2010, "por haber logrado el cuarto puesto, el premio al mejor gol (anotado en un partido contra Alemania) y los títulos de máximo goleador y mejor jugador del torneo".

También recuerda con especial cariño "esa unión entre todo el pueblo uruguayo y la selección, que a día de hoy se mantiene".

Forlán ve a Urugay "muy bien y con muy buenos jugadores jóvenes", circunstancia que le ha animado a tomar su decisión.

"Llega un momento que es mejor decir basta y dar paso a nuevas generaciones, sobre todo ante los desafíos que vienen de la Copa América de este año o la clasificación para el próximo Mundial (que arranca en octubre)", destacó el exjugador de clubes como Manchester United, Villarreal CF, Atlético de Madrid o Inter de Milán.

No obstante, reconoce que "le apetecía" estar en esas próximas competiciones con la celeste, ya que se encuentra "bien físicamente" y todavía disfruta del fútbol.

"El Mundial es dentro de tres años y sabía que la probabilidad de ir iba a ser más complicada. Es difícil decir basta, pero creo que es un buen momento, y estoy contento por todas las cosas que logré", explicó.

Forlán tomó esta decisión "hace algunas semanas", de modo que cuando participó en el Mundial de Brasil de 2014, aún no sabía que sería la última ocasión en que representaba a su país en un gran torneo.

Antes de hacerla pública, el ariete comentó su retirada de la selección con el "maestro" Oscar Washington Tabárez, quien le felicitó y le dijo que "lo entendía y le parecía lógico", relató Forlán.

"Me agradeció por todo lo que había aportado a construir la selección que es hoy día, y por ayudar definir el tipo de jugadores que buscan en un plantel", señaló el delantero.

En cuanto a su futuro, dijo "no tener ni idea" de cuántos años le quedan en el fútbol profesional, y recalcó que se siente "muy bien, jugando y con la idea de seguir disfrutando".

Forlán sólo piensa ahora en conseguir el ascenso con el Cerezo, equipo que descendió a la segunda división nipona tras la decepcionante temporada pasada.

"Es un desafío más. Tuve la oportunidad de venir acá, y lamentablemente el equipo descendió. Son cosas del fútbol, esperamos poder llevarlo de vuelta a Primera División", señaló Forlán, quien está "encantado" con la vida en Japón, un país "espectacular" y donde le tratan "muy bien".

Una vez que termine contrato con el Cerezo, Forlán decidirá sobre su próximo paso profesional "en función de las opciones" que le surjan.


"No pienso en volver a Uruguay, solo de disfrutar de este momento. Ya se verá de dónde llegan las ofertas", señaló.

Publicar un comentario

 
Top