GuidePedia

0
El papa Francisco realizó este sábado la celebración de las vísperas en la Catedral Metropolitana de Asunción. El encuentro del Santo Padre con la comunidad religiosa del Paraguay contó con la presencia de laicos, religiosos, religiosas y obispos del país.

El obispo de Roma, ya al llegar, rompió una vez más el protocolo para llegar caminando desde el Arzobispado hasta la catedral. En ese trayecto pudo saludar a los fieles e incluso hizo una emotiva bendición a un joven en silla de ruedas y su madre.

Tras su participación del encuentro con la sociedad civil en el León Condou, también le fue entregada la llave de la ciudad de Asunción.

En su mensaje durante la celebración, el Papa llamó a la comunidad religiosa a la unión, el servicio y el compromiso con los demás.

"Dejemos que Dios haga a través de nuestra vida consagrada, grandes cosas en el Paraguay", apuntó el Sumo Pontífice.

En otro momento destacó que "el llamado por Dios no se pavonea" y agregó que este "no anda tras reconocimientos ni aplausos pasatistas, no siente que subió de categoría ni trata a los demás como si estuviera en un peldaño más alto".

La celebración de las vísperas es realizada con anterioridad a un encuentro importante para la Iglesia católica. De este encuentro participan obispos, seminaristas, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos.

En el lugar, Francisco fue recibido por el Coro de Niños del Paraguay, del Centro Cultural de la República El Cabildo, a cargo de la profesora Gladys Garcete e integrado por niños de 3 a 12 años que cantaron al Santo Padre la canción "Papa, Paraguay Nderayhu".

Tras este evento, el Sumo Pontífice abordó su vehículo y se retiró, acompañado por toda su comitiva de seguridad.


Fuente: Ultima Hora

Publicar un comentario

 
Top