GuidePedia

0
En medio de tensiones regionales y poco avance en materia comercial, arranca hoy en Brasilia la XLVIII Cumbre del Mercado Común del Sur, donde nuestro país debe asumir mañana la presidencia pro témpore.

Será la primera vez que Paraguay asumirá la titularidad del bloque luego de que fuera suspendido en el 2012, tras el juicio político que terminó con el mandato de Fernando Lugo.

Previo al cónclave de jefes de Estado, se realizan reuniones entre los integrantes de la mesa técnica del Grupo Mercado Común (GMC) y el Consejo Mercado Común (CMC).

Los temas centrales de la cumbre giran en torno a la posibilidad de avanzar en las negociaciones para establecer una relación comercial entre el bloque y la Unión Europea.

Este punto es resistido por el gobierno del presidente boliviano Evo Morales. La inclusión plena de Bolivia ya fue ratificada por los gobiernos de Venezuela, Uruguay y Argentina.

El Gobierno de Uruguay acudirá a la cumbre semestral y hará un planteamiento formal para avanzar con acciones concretas en materia de libre circulación de bienes, servicios y factores productivos.

El canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa señaló la necesidad de dejar de lado los discursos y eliminar las barreras arancelarias que impiden el libre tránsito de mercaderías.

TENSIONES POLÍTICAS.

La Cumbre de Jefes de Estado se realiza en medio de crisis internas que sacuden a sus miembros. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sigue sin solucionar su conflicto con la oposición. La situación se agravó luego de que un grupo de parlamentarios brasileños visitó Venezuela con la intención de hablar con los presos políticos, pero fueron bloqueados por militantes pro gubernamentales.

La anfitriona de la cumbre, la presidenta Dilma Rousseff, también sigue sin superar la crisis política envuelta en escándalos de denuncias de corrupción de sus aliados políticos.

Por otra parte, el canciller de Brasil, Mauro Vieira, señaló que el bloque regional es una realidad que existe desde hace 24 años, pero que se debe dar un paso delante de la convergencia de una zona aduanera y a un área de libre comercio. Habló de la necesidad de hacer un trabajo con “paciencia y paso a paso”.

Por su parte, el canciller Eladio Loizaga coincidió con su par, al señalar que las relaciones entre Paraguay y Brasil son intensas y constructivas. “Sobre todo tenemos una agenda bilateral rica que hemos repasado”, destacó.


Destacaron el aumento de empresas brasileñas que se están instalando en Paraguay.

Fuente: Ultima Hora

Publicar un comentario

 
Top