GuidePedia

0
El Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición aclaró que no recomendará excluir la carne de la dieta de los paraguayos, pese al informe de la OMS, ya que es fuente de varios nutrientes. Señaló además "errores garrafales" en el estudio.

La doctora Laura Mendoza de Arbo, titular del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN), se refirió al informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que establece un nexo entre el consumo de carne y el cáncer de tipo colorrectal.

En contacto con la 780 AM, la profesional llamó a la calma considerando que se generó un revuelo sobre la supuesta peligrosidad en torno a uno de los alimentos base para muchas familias paraguayas. Aclaró que en realidad la evidencia de relación entre la carne y los tumores es “limitada”. “Quiere decir que es una asociación positiva, que no se puede descartar, que podría ser, pero no hay nada concluyente”, sostuvo.

Aseguró que hay otros factores más riesgosos para la salud, como el caso de la obesidad y que no despertaron tanta alarma en la población. “La obesidad por sí sola para mí es un factor de riesgo mayor para desarrollar cáncer en relación a lo que se atribuye al consumo de carne, que para mí es una posibilidad”, manifestó.

Al ser consultada respecto a si sería oportuno establecer advertencias locales e inclusive recomendar la prohibición del consumo de carne, como plantean sectores veganos, rechazó tajantemente tal posibilidad. “No voy a recomendar dejar de comer carne; como ente rector -responsable de educar a la población- no puedo recomendar eso”, sostuvo.

Explicó que una vida saludable se basa en una dieta equilibrada y variada. En relación a los beneficios de la carne, señaló que “es una fuente de proteína, complejo B y otros nutrientes”. “Sería irresponsable, desde el lugar que ocupo y técnicamente, recomendar o decir que no consuman carne”, insistió.


“ERRORES GARRAFALES”

En otro punto, la titular del INAN señaló que se interiorizó en el estudio en base al cual se redactó el polémico informe y encontró varias incongruencias. “Bajé los estudios y hay algunas cuestiones... En la propia metodología había errores garrafales; había carne procesada dentro de lo que ellos definían como carne roja”, explicó.

Consideró de esta manera que hay imprecisiones que considerar a la hora de hablar del documento. “Cómo vas a comparar peras con manzanas; hay que tener mucho conocimiento de causa para poder opinar”, manifestó.

Comentó que muchas veces hay estudios que ya se elaboran de manera a que se obtenga un determinado resultado favorable para un punto de vista particular. “Por eso es importante leer y ver cuáles son los informes en que se basaron”, refirió.

Sobre la postura de algunos vegetarianos que hasta proponen establecer mensajes "fatalistas" a la hora de comercializar productos cárnicos, reafirmó que “la vida saludable está en el consumo de todo”.

Aclaró que respeta la postura de quienes optan por excluir la carne de su dieta, pero insistió en que ello debe ser una decisión personal y consciente sobre la manera en que se puedan obtener los nutrientes de los que se privan al no consumir este alimento.


Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top