GuidePedia

0
La Policía cifró en 1.000 las personas que se congregaron en la madrugada de este miércoles en las adyacencias del hotel Bourbon para impedir el descanso de la delegación del Paranaense, que esta noche juega contra Luqueño. Hubo 14 aprehendidos.

Hoy es noche de Copa y los hinchas del Sportivo Luqueño viven una etapa histórica en la Sudamericana. Si bien el equipo paraguayo perdió por 1-0 la semana pasada en Curitiba por el partido de ida de Cuartos de Final del certamen, las chances de remontar y clasificar son muy potables.

Los hinchas y la delegación del Sportivo Luqueño sufrieron la semana pasada el hostigamiento de los locales brasileños y hoy decidieron “pasar factura”. Unas 1.000 personas causaron una serie de disturbios frente al Hotel Bourbon, frente a la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol, informó el comisario Carlos Cáceres, jefe de la Comisaría 3ra de Luque en conversación con radio Canal 100.


Los hinchas comenzaron a juntarse cerca de las 1:30 de este miércoles e hicieron explotar petardos para impedir el descanso del equipo de Paranaense. Con el tiempo, fueron sumándose, autoconvocados a través de las redes sociales, explicó el jefe de la comisaría. En un cierto punto, llegaron a ser mil y rebasaron la capacidad de la policía local, que tuvo que llamar a los antimotines y a personal de la Policía Montada.

“La intención era que no duerman los jugadores. Era una devolución que querían hacer ya que ellos no fueron nada corteses con ellos cuando estuvieron en Curitiba. Ellos dicen que fueron reprimidos allá. Se pasaron (los hinchas luqueños), quisieron entrar en el hotel”, dijo Cáceres.


El oficial de policía informó que 14 personas fueron aprehendidas y quedaron a disposición de la Fiscalía por supuesta perturbación de la paz pública. Además, se incautaron varias motos y autos.

Los hinchas luqueños luego agredieron a la Policía: comenzaron a arrojar piedras y a apuntar sus petardos contra los Antimotines de la Policía con la intensión de lesionarlos. Ante este accionar, el vehículo hidrante comenzó a moverse para dispersar a los inadaptados, así también los uniformados emplearon los gases lacrimógenos y también efectuaron algunos disparos de balines de goma.

Todo culminó cerca de las 2:30.

¿Y descansaron los jugadores de Paranaense? La respuesta se verá en el juego que se disputará hoy en la “república” desde las 19:00 en el estado Feliciano Cáceres.



Fuente y fotos: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top