GuidePedia

0
Este lunes se inicia oficialmente el periodo de veda anual para la reproducción de peces en aguas compartidas con el Brasil y la Argentina, como así también en los cauces hídricos internos como riachos, lagos y arroyos.

La veda se extenderá hasta el 18 de diciembre en las aguas compartidas con la Argentina y hasta el 31 de enero de 2016 con las del Brasil. De esta manera, queda totalmente prohibida la pesca con fines comerciales, como así también el transporte de especies de río. Solo se permitirá la pesca con fines de subsistencia desde la costa y con liñada.

Los comerciantes del rubro tienen un periodo de cinco días para comercializar el stock disponible y debidamente registrado de aquellas especies nacidas en los ríos; después del 6 de noviembre solo podrán vender aquellas especies producto de la acuicultura, como tilapias y bogas, entre otras. De hecho, el pasado fin de semana hubo una masiva concurrencia en las pescaderías para aprovechar las ofertas.


La Secretaría del Ambiente promete una estricta vigilancia a través de puestos fijos en zonas de mayor actividad pesquera, como así también a través de patrullas aleatorias en sitios no especificados para actuar en caso de flagrancia. Para el efecto, contarán con apoyo de la Policía Nacional, la Prefectura Naval y la Fiscalía del Medio Ambiente.

Los puestos fijos están ubicados en Surubi´y y Limpio, en Central; Vista Alegre (Remansito), en Villa Hayes; Yby Yaú, Concepción; Cedrales, en Alto Paraná; San Rafael, en Itapúa; Ayolas y Villa Florida, en Misiones, y Pilar, en en el departamento de Ñeembucú. El incumplimiento de la veda contempla una multa de hasta 500 jornales e incluso pena privativa de prisión en caso de reincidencia, más la incautación del producto obtenido del río de forma ilegal.


Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top