GuidePedia

0


La XXIV Marcha de la Federación Nacional Campesina (FNC) no se dejará llevar por el actual clima político y su agenda se centrará en la reforma agraria. Los organizadores rechazan el manoseo político.

Dentro de un clima político de inestabilidad, los campesinos aglutinados en la Federación Nacional Campesina (FNC) realizan hoy su simbólica movilización a través de las principales arterias asuncenas, bajo la consigna "Sin reforma agraria no habrá paz".

La XXIV marcha arrancará a las 7.30 y partirá como cada año del ex Seminario Metropolitano hasta llegar a las plazas frente al Congreso.

Los organizadores rechazan cualquier "manoseo político" que quieran hacer los grupos de poder que discuten la enmienda constitucional para la reelección presidencial y ratifican en que se mantendrán al margen de la puja política y con agenda autónoma.

Serán seis kilómetros de recorrido donde pretenden que diez mil personas tomen como destino las plazas del Congreso, donde la secretaria de la FNC, Teodolina Villalba, realizará su discurso a las 19.30 aproximadamente. La dirigente aseguró que no permitirán el manoseo que quieran buscar los políticos de la marcha. Dijo que una vez más llegan a la capital para exigir solución a las emblemáticas exigencias del campo y no para acompañar consignas que hoy están en discusión en el Senado.

"No vamos a dejar a ningún politiquero manosear ni usar en su beneficio el esfuerzo de los compañeros que vienen a Asunción en camión de carga y pagan su pasaje y estadía con el sacrificio de su trabajo", dijo.

Cuestionó a los políticos de ambos bandos: los que rechazan la enmienda así como a los que la promueven, porque dejan de lado los problemas ciudadanos.

"Nos dicen que vivimos en democracia, pero en el Parlamento no hay nadie que hable con dignidad y que diga que esto no está bien, nadie que dé el respaldo a la ciudadanía que ya sufre privatización de sus recursos, tarifas altas de servicios públicos y de los productos de la canasta básica", refirió Villalba.

Propuesta. Además del pedido de recuperación de las tierras malhabidas, créditos, promoción de la industrialización de la materia prima y que se les garanticen los mercados para sus productos. Este año la FNC propone que el Gobierno contemple la posibilidad de que en los próximos diez años, un 4% del producto interno bruto (PIB) redunde en inversión en el campo y revierta la crisis campesina.

Fuente: ÚH


Publicar un comentario

 
Top