GuidePedia

0
Tras un trabado encuentro en el Defensores del Chaco, Cerro Porteño no encontró el ingenio ni las mañas para superar al Caracas de Venezuela y terminó sellando un empate por la mínima (1-1) en su estreno en la Copa Conmebol Sudamericana.

D10 -  En la tercera vez que la historia encuentra a ambas instituciones, ni locales ni visitantes pudieron sacarse ventajas. Claro que tuvieron sus oportunidades, pero esta vez no quiso ser.

Las frías estadísticas cuentan también que a lo largo de los años, Cerro nunca pudo ganar las veces que jugó un 2 de marzo.

En la ocasión, Nelson Haedo Valdez debutó en la Sudamericana con un gol y así también Mauricio Victorino tuvo su presentación absoluta. El empate no agradó a ninguno de los dos, ni a los hinchas presentes quien sin duda alguna cuestionaron duramente al entrenador Gustavo Florentín, despedido a los gritos al término de la cita.    

Ahora tendrán que esperar hasta el 11 de mayo, fecha en que se disputará la revancha en el Olímpico de la Universidad Central, 70 días después del partido de ida. Para entonces un 0-0 dejaría afuera al Ciclón.

EL PARTIDO. Lo que en principio se parecía más a un partido cansino, salió de su trámite lento sobre los 18', cuando una clara ocasión derrochada por Jorge Rojas, quien frente al arco no supo definir, levantó al equipo y a la tribuna.  

Yo te quiero ver campeón... Ciclón, Ciclón, cantaba el público presente, que asistió en masa al máximo coliseo del balompié paraguayo. Aunque no llenó el estadio, quizás por la hora, quizás por falta de entusiasmo. 

Sobre el césped, intentaba Cerro un tanto por el lado derecho y otro tanto por el sector opuesto; justamente por la izquierda se armó la jugada que abriría el marcador.

Palito Pereira asistió desde un lateral a Jorge González, el Torito miró el área y levantó un centro frontal. Nelson Haedo Valdez leyó la acción, cruzándose de manera brillante en la trayectoria del esférico, metió la cabeza y adentro (22').
El León Guaraní, quien debutaba con la camiseta azulgrana en el campo internacional, anotó su segundo gol desde que se sumó al equipo de Barrio Obrero, el primero en Copa Sudamericana. Singularmente en el torneo casero también había marcado en su inauguración.

Haedo sumaba 230 minutos oficiales con la casaca que viste, pero posteriormente resintió la lesión que lo había dejado fuera del último encuentro por el Apertura y se retiró sustituido por Pablo Velázquez.

No obstante, su gol le dio tranquilidad al grupo, que desde ahí empezó a manejar mejor las cosas hasta el final de la primera etapa.

SEGUNDO TIEMPO. En la complementaria, los dirigidos por Gustavo Florentín ingresaron al gramado decididos a buscar aumentar la diferencia. Sin embargo, los rivales también juegan y la historia comenzó a complicarse. El fútbol pues no es un deporte de merecimientos, sino de concreción.

Corrían así 64' cuando el uruguayo Pereira metió una patada desleal en el área de Antony Silva, propiciando que el brasilero Anderson Daronco marque con su silbato la falta penal. Cuestión infeliz que tendría a la par su inmediato resultado.

Desde los 13 metros, Edder Farías, la joven promesa del Rojo venezolano, no falló y decretó el empate (67'). Contentos con ello, los pupilos de Noel "Chita" Sanvicente, replegaron sus líneas y se dedicaron a rechazar los desmesurados pelotazos locales.

Actuación que demostró que por amplios momentos Cerro Porteño carece de ideas, y que todavía tiene mucho por mejorar si concibe la posibilidad de repetir, por lo menos, las semifinales a las que llegó participando del mismo torneo el año pasado.

Queda claro que el panorama se encapota en el campamento ciclónico y por ahora no les queda de otra  que esperar que los vientos acompañe el domingo de cara  al juego ante el General Díaz, club que llegara mas que enfilado.

Publicar un comentario

 
Top