GuidePedia

0
La familia cree que Abrahán Fehr está muerto. El menonita fue secuestrado el 8 de agosto de 2015 por el autodenominado EPP. “Creemos que se le dejó por ahí”, aseguró hoy su hermano David.

La familia Fehr no recibió ni una sola prueba de vida de Abrahán, un colono menonita que se encuentra en manos del grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). La esposa de la víctima, Aghata Wall, imploró varias veces por alguna señal, pero esta nunca llegó.

David Fehr, hermano de Abrahán, declaró hoy a ABC Cardinal que ellos dudan de que continúe con vida, a pesar de que las informaciones que reciben de la Fuerza de Tarea Conjunta señala que el secuestrado está vivo.

Recordó que en varias oportunidades solicitaron una prueba de vida. La ausencia de alguna señal les hace caer en el descreimiento total. “Es difícil creer que está vivo, pensamos que ya no existe más Abrahán, que se le dejó por ahí”, manifestó cuando fue entrevistado esta mañana.

Los Fehr no saben nada del colono desde el 8 de agosto de 2015. “No sabemos nada, si está o no está”, sostuvo. Cuando se le planteó que exprese algunas palabras a los secuestradores, afirmó que no sabe qué expresar. “No sabemos qué hacer ni qué decir, muy complicado es”, reflexionó.

David recordó que el dinero que se pagó en concepto de rescate no llegó a las manos indicadas. “Eso fue una estafa, (el dinero) no fue a donde se tenía que ir, se fue mal ese pago”, afirmó. Se refirió puntualmente a los US$ 100.000 que una banda de avivados logró recaudar a costillas de esta familia que pensaba que entregaba el dinero al EPP.

Afirmó que los Fehr no tienen mucho contacto con la FTC. Indicó que la versión que siempre les dan es que Abrahán sigue vivo.

Recientemente, la esposa de Fehr leyó una carta en la que dice a los líderes del EPP que por favor envíen una prueba de vida. David afirmó que su cuñada afirmó ante los medios que ya no sabe qué decir a sus hijos sobre esta dolorosa situación. Los cuatro hijos de Abrahán preguntan insistentemente por su padre, pero nadie les puede dar una respuesta.

“Queremos saber la verdad, no podemos creer más que está vivo”, dijo en la parte final de la entrevista.

La familia Fehr es de Manitoba, distrito de Tacuatí (San Pedro). En su última aparición pública, su esposa dijo en su dialecto: “Día y noche estamos esperando su regreso y ahora quiero preguntar, y si ustedes me pueden decir, ¿qué falta para que lo liberen?”.

El EPP exigió en principio US$ 500.000 por la liberación. Fehr está en poder de la banda criminal, que también secuestró a Félix Urbieta y Edelio Morínigo. Hace poco fue liberado Franz Wiebe, quien dijo que no vio a Fehr ni a los demás.

Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top