GuidePedia

0
Aunque Cartes no participaría de la mesa de diálogo a la que convocó a los opositores a la enmienda, sí tendrá tiempo para recibir a una comitiva de seccionaleros que a estas horas forman una extensa fila para entrar a Mburuvicha Róga, sobre Kubitschek.

El mismo presidente Cartes -para tratar de apaciguar los ánimos en medio de la crisis que generó con su proyecto de reelección- propuso instalar una mesa de diálogo con todos los sectores, incluyendo parlamentarios opositores a la enmienda.

Sin embargo, horas después de darse a conocer la “invitación” del mandatario, el colorado cartista Hugo Velázquez, presidente de la Cámara de Diputados, adelantó que finalmente el jefe de Estado no se presentaría a su propia convocatoria “por la paz”.

Cartes, sin embargo, sí tendría tiempo suficiente para recibir a una extensa comitiva de seccionaleros y otros dirigentes colorados, quienes desde tempranas horas de este lunes forman largas colas en sus vehículos para entrar a Mburuvicha Róga.

La cantidad de lujosas camionetas que buscan ingresar junto al gobernante es tan extensa que el grupo ocupa casi tres cuadras, según reportes del periodista de ABC Cardinal Javier Sánchez. Todo ello genera una gran congestión sobre la avenida Kubitschek, por lo que deben intervenir agentes de la Policía Municipal de Tránsito.

Al conversar con radio ABC Cardinal, algunos de los que aguardaban en la fila para ingresar junto a Cartes confirmaron que efectivamente acuden a brindar su respaldo al presidente de la República, actualmente en el ojo de la tormenta por la crisis política que generó el proyecto de enmienda.

Los dirigentes colorados inclusive vienen del interior del país para acercar su respaldo al gobernante. Algunos exteriorizaron igualmente su apoyo al proyecto de atropello a la Constitución Nacional para imponer la reelección.

Varios grupos ciudadanos permanecen en movilización contra el plan violatorio de la Carta Magna, que impulsa Cartes junto a Fernando Lugo y los liberales que responden a Blas Llano. Las protestas se desbordaron durante el viernes y el sábado y derivaron en la quema del Congreso Nacional.

Igualmente, la Policía actuó con suma brutalidad, a tal punto que tomó por asalto -sin orden judicial alguna- la sede del PLRA, donde asesinaron a un dirigente liberal. Igualmente, son numerosas las denuncias de represión, tortura y detenciones arbitrarias.

Pese al tumulto generado, los colorados adelantaron que no desistirán del proyecto reeleccionista. El presidente Cartes, en particular, lejos de hacer una autocrítica, responsabilizó de los hechos violentos a la oposición y la prensa.


Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top