GuidePedia

0
Las intensas precipitaciones que se vienen registrando en Ñeembucú ya han afectado a casi la totalidad de los municipios del departamento, dejando a miles de personas afectadas. Los jefes comunales piden ayuda al MOPC y la SEN para sobrellevar la situación.

Los 16 intendentes del departamento de Ñeembucú tuvieron una audiencia esta mañana con el ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, el ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, y el director de la Entidad Binacional Yacyretá, Ángel María Recalde, de manera a analizar la situación actual que se vive en la zona con las inundaciones.

El intendente de Pilar, Alfredo Stete, comentó a la 970 AM que hasta ayer se registraron 470 mm. de lluvia en el transcurso de casi un mes, cifra considerada como histórica en la ciudad. En los últimos 4 meses, ya van casi 800 milímetros de agua caída, lo cual está prácticamente por alcanzar la cantidad normal de todo un año (1000 milímetros).

Según mencionó Stete, todos los distritos de la zona de Ñeembucú están en la misma situación a consecuencia de las precipitaciones, llegando a perderse una gran cantidad de cultivos y afectando también a la ganadería.

Durante el encuentro, los jefes comunales solicitaron al ministro del MOPC la declaración de emergencia vial en el departamento de Ñeembucú debido a que las rutas quedaron en pésimas condiciones tras las lluvias, en muchos casos con tramos intransitables.

Asimismo, también hicieron un pedido de apoyo con mayor dotación de maquinarias para trabajar por los caminos de la zona, considerando que Ñeembucú es el departamento que tiene menos caminos de todo tiempo, según manifestó el intendente de Pilar.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) se comprometió en proveer tubos de hormigón para mitigar el impacto y canalizar adecuadamente el agua acumulada, principalmente en las zonas cercana a los humedales y esteros que se desbordaron con las últimas lluvias.

“El río está creciendo, en Pilar tenemos la peculiaridad de que estamos rodeados de muros, con unos centímetros más y vamos a tener que cerrar nuestras compuertas, ahora están abiertas pero aún así el correr del agua es muy lento y cerrando las compuertas tendremos más problemas”, sostuvo Stete.

Se espera que mañana llegue la asistencia proveniente de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) que se encargará de proveer chapas, carpas, abrigos y víveres a los afectados por las inundaciones.

Se estima que unas 20.000 personas fueron afectadas en sus medios de vida tras las intensas precipitaciones registradas en los últimos días, dejando a 1.800 familias fuera de sus casas en todo Ñeembucú.

Fuente: HOY

Publicar un comentario

 
Top