GuidePedia

0

La Cámara de Diputados terminó ayer por poner fin a la discusión del irregular proyecto de enmienda que fue archivado por 78 votos a favor y la abstención del diputado Ramón Duarte (FG). Los cartistas defendieron la actuación de los 25 senadores y argumentaron que el rechazo se dio por la crisis institucional y la muerte del dirigente liberal Rodrigo Quintana.

El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Ramón Romero Roa (ANR-cartista) informó que existían dos dictámenes de rechazo, uno de la oposición y otro del oficialismo, y un tercer dictamen a favor del proyecto de enmienda que fue firmado por los diputados Clemente Barrios y Bernardo Villalba.

Romero Roa indicó que tanto el dictamen, en mayoría, de la oposición como el del oficialismo, en minoría, fueron coincidentes en el sentido de proponer al pleno de la Cámara el rechazo por unanimidad, pero con diferentes posiciones. 

El diputado Éber Ovelar (ANR-disidente) relató los argumentos de rechazo. Mencionó que el procedimiento de los senadores fue irregular, que la enmienda no pudo haber sido tratada dentro del plazo de un año porque el Senado, el 25 de agosto de 2016, ya la había archivado.

El presidente de la Comisión de Legislación, Bernardo Villalba (ANR-cartista), defendió a capa y espada a los senadores que dieron media sanción al ilegal proyecto al señalar que desde el momento en que la oposición argumenta los vicios, admite que el acto existió, incluso dijo que el texto se ajustó a la Constitución y a las leyes, y que por eso dictaminaron a favor.

Decisión política 

Villalba mencionó que, así como el Presidente de la República ha entendido que la crispación dentro de la sociedad ha subido de tono, ha cobrado la vida del joven (Rodrigo Quintana) y ha llevado a la quema del Congreso, así ellos deciden archivar el proyecto por la paz de la República, por la instauración y la restauración del diálogo y, por sobre todas las cosas, para ocuparse de los fines principales que tienen dentro de la República. 

“Hoy hemos tomado la decisión política de acompañar el rechazo y decir que este proyecto debe ir al archivo porque eso es lo que en este momento el ambiente político y social reclama. El pueblo paraguayo se lo pide a sus autoridades y es lo que tenemos que hacer. No lo hacemos por violación a la Constitución o los reglamentos, lo hacemos porque queremos que se reinstale el buen funcionamiento de las instituciones”, argumentó. 

El diputado Antonio Buzarquis (PLRA) mocionó cierre de debate y la diputada Cynthia Tarragó (ANR) pidió que se lleve a votación la moción del rechazo. Ningún diputado planteó que se pusieran a consideración los dictámenes de rechazo, pero con fundamentos a favor y en contra del proyecto “mau”. 

Tanto opositores como oficialistas coincidieron en cortar la discusión y dar el definitivo certificado de defunción a la mentada enmienda.

Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top