GuidePedia

0
El artista Koki Ruiz, creador del popular retablo en Semana Santa, destacó que miles turistas asistieron a Tañarandy, superando por mucho la cantidad que solía ir en los años anteriores. Indicó que con esto pretende seguir con la tradición, pese a que le cuesta mucho dinero.

“Maravilloso el tiempo, muchísima gente, impresionante la cantidad, no sabría decirte cuánto es exactamente. Este año superó toda la cantidad de gente”, resaltó en charla con la 970 AM.

San Ignacio es una ciudad con poca población, según comentó el artista. Resaltó que los visitantes recorren más de 100 kilómetros para poder apreciar la procesión y el altar. “No estamos en un centro de gran población, como otras localidades principales del país. Muchos vienen de Pedro Juan Caballero, Hernandarias, Concepción, Ciudad del Este, y de Corrientes (Argentina)”, agregó.
En cuanto al beneficio económico, Ruiz mencionó que personalmente no recibe nada, sino más bien se beneficia el turismo y por consiguiente la gente de la localidad. “Me cuesta dinero y esfuerzo todo el año recuperar el gasto, porque acá no se cobra entrada. Tengo apoyo de Itaipú, que cubre una parte de lo que cuesta esto”, dijo.

No obstante, destacó que tiene una gran satisfacción al realizar su obra, y que eso le impulsa a realizarla año tras año. “En los últimos 15 días, dormí tres o cuatro horas, por la pasión del trabajo. 

Esto no es que funciona electrónicamente, todo se hace de forma manual, para que la gente vea el trabajo realizado”, agregó en otro momento.

En el Teatro “El Molino”, a las 19:00 horas, tuvo lugar el museo viviente alegórico a las festividades sacras. Se hicieron tres cuadros representativos de la congregación de los Jesuitas. Uno de los cuadros fue el de San Ignacio, patrono de Misiones y también Jesuita.

Otro de los cuadros representados fue el de Carlos III con otros personajes del siglo XVIII, quienes ordenaron la expulsión de los Jesuitas bajo la acusación de haber sido los instigadores del Motín de Esquilache en España durante esa época.

La tercera representación en cuadro viviente fue de la tradicional “última cena” con Jesús y sus discípulos.

Para la representación estuvieron aproximadamente 400 personas, según detalló Koki Ruiz.


Fuente: HOY

Publicar un comentario

 
Top