GuidePedia

0
Las constantes lluvias contribuyeron a que los niveles de inundaciones en Ñeembucú se tornen más críticos, pero esperan que en este invierno vayan bajando las aguas. En el resto del país aún no se superan los topes habituales.

Según el Ing. Luis Ávila, experto en hidrología, en la mayor parte del país los niveles de inundaciones son los habituales para la época y este año no se llegaría a una situación tan crítica como la de 2015. “Las señales son las normales. Estamos entrando en un periodo de menor cantidad de lluvias”, agregó en contacto con ABC Cardinal.

No obstante, destacó que en la zona de Ñeembucú, especialmente en Pilar, la situación es más crítica, debido a diversos factores. “Es una zona de grandes humedales que se cargaron aún más con las lluvias, pero en esta etapa a la que estamos ingresando las aguas deberían ir bajando lentamente”, manifestó Ávila.

El nivel del río Paraguay en Pilar alcanzó los 7 metros y está a un metro de la alerta amarilla, según el protocolo de emergencia. La altura normal del río en esta época del año es de 4,70 a 5,30 metros.

Guazú Cuá, distrito ubicado aproximadamente a 40 kilómetros de Pilar, también comienza a sufrir las consecuencias de las intensas lluvias registradas en la zona. El acceso está cubierto por las aguas y más de cincuenta viviendas ya se encuentran inundadas.


Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top