GuidePedia

0

Pobladores del distrito de Humaitá, Dpto. de Ñeembucú, intentan vencer el aislamiento que soportan desde hace semanas y que empeoró tras las últimas copiosas lluvias. Se organizan en grupos para realizar el desagote de los caminos y limpiar los canales para desagüe pluvial. Los 16 municipios del duodécimo departamento sufren las consecuencias de las precipitaciones.

HUMAITÁ, Dpto. de Ñeembucú (Clide Noemí Martínez, corresponsal). Con todos los elementos a su alcance; baldes, tambores y pequeñas motobombas los grupos de vecinos luchan para desagotar el acceso principal para facilitar la circulación de vehículos. Estas tareas tendrán efecto si no se registran nuevas precipitaciones en los próximos días.

Debido al grado de humedad que impide la acción de las máquinas viales, los pobladores lo hacen manualmente, buscando aliviar las dificultades que soportan desde abril y que se agravó en la primera semana de este mes.

Otra tarea que es encabezada por el mismo intendente Víctor Bordoli (ANR), es la limpieza de los canales de desagüe pluvial de la ciudad.

Trabajos similares se cumplen en varios otros de los 16 distritos del departamento, intentando despejar de agua los caminos. Varias poblaciones se encuentran aisladas desde hace días por el anegamiento y cortes de las precarias vías.

Los medios de locomoción utilizados en estos lugares son los caballos, canoas, carretas y tractores.

Los funcionarios de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), en arriesgada labor, lograron la reposición del suministro eléctrico en casi todos los sectores afectados, tras el último temporal. También utilizaron caballos, canoas, carretas, tractores y motocicletas para poder llegar a los sitios donde se presentaron problemas con el sistema de distribución de energía.

Las continuas precipitaciones destruyeron en su totalidad los cultivos agrícolas. Los pobladores de las diversas comunidades plantean que las autoridades comunales y departamentales, con apoyo de instituciones dependientes del Poder Ejecutivo implementen programas de contingencia para poder sobrellevar la crisis que se presagia en el campo por los efectos de las lluvias, temporales y riada.

Mientras, en el sector pecuario se intenta evitar una gran mortandad de animales, ubicándolos en los pocos lugares altos o trasladándolos a otros departamentos.

Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top