GuidePedia

0



El innovador método será parte de la opción en la canasta anticonceptiva que distribuye el Ministerio. El plan piloto comenzará en agosto, y si cuenta con el consentimiento de la niña madre, podrá ser implantado.

Para intentar cortar con el drama de los embarazos en niñas y adolescentes, el Ministerio de Salud Pública (MSP) sumará al sistema el implante subdérmico anticonceptivo, que se presentará como una opción dentro de la canasta anticonceptiva. En principio distribuirán 800 implantes.

"Este método se ofrecerá dentro de la prevención del segundo embarazo adolescente. Es una opción más que está disponible dentro de otras alternativas que tienen actualmente las mujeres. Se va a ofrecer la consejería y ese método, o si opta por otro", cuenta el doctor Jorge Sosa, director de Salud Sexual y Reproductiva del MSP.

Sosa revela que el implante subdérmico tiene la garantía de que ya ha sido validado en otros países. Entre ellos señala como aval a la Asociación de Médicos de Pediatría de los EEUU. Contó que esta organización dio su visto bueno a este anticonceptivo por ser muy útil para la población a la que se destinará.

El tiempo de vida útil del implante es de unos cuatro a cincos años. Una vez retirado, la mujer vuelve a recuperar su capacidad reproductiva normal. Esta alternativa anticonceptiva estará disponible en unos veinte consultorios amigables distribuidos en distintos puntos del territorio nacional. Adelantó que más adelante el implante, donado por UNFPA, estará disponible como opción para todas la mujeres del país.

PERMISO. El director de Salud Sexual y Reproductiva explica también que la colocación del implante se realizará con el consentimiento de la paciente. "Acá hay que ver qué es lo mejor para una adolescente, sobre todo si es madre. Todos sabemos que hay que darle la oportunidad de acceder a métodos seguros y que le prevengan de un segundo evento obstétrico. Ese embarazo lleva un componente de dificultades. Primero la reinserción dentro del sistema y más aún si ya tuvo un niño antes, un segundo embarazo es un compromiso difícil. Por eso tenemos que hacer lo posible para prevenir un segundo embarazo".

Aclara que el implante no significará que se deje de lado el preservativo. Dijo que aunque no exista el riesgo de procreación, puede haber transmisión de enfermedades sexuales si uno de los dos integrantes tiene relaciones con otra persona sin cuidarse.
Ministro insta a la educación sexual en casa

Con educación se puede reducir la tasa de embarazo adolescente y la responsabilidad no la tiene solamente el Gobierno con políticas de Estado, también los padres deben asumir esa responsabilidad.

Así lo afirmó ayer el ministro de Salud Pública, Antonio Barrios, durante la presentación de la estrategia de prevención de embarazo adolescente.

Dijo que la sociedad, los padres, tíos, primos, abuelos, las familias en general deben asumir el compromiso en la educación de los hijos.

Barrios asegura que la instrucción en valores y principios pueden contribuir en gran manera a prevenir la precocidad y la promiscuidad en las relaciones sexuales, disminuyendo la tasa de embarazo precoz.

Fuente: ÚH

Publicar un comentario

 
Top