GuidePedia

0
En quince días más llega el invierno y se prevé que el río todavía avance un metro más, comentó el presidente de la regional de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) en Ñeembucú, Guillermo Sisul.

El ganadero dijo que la totalidad de los cultivos de autoconsumo del departamento están dañados a raíz de las inundaciones, al igual que los establecimientos ganaderos. “Todos los cultivos de sustento del departamento se echaron a perder. La gente que vive en el campo come de esto”, señaló.

Con relación a la cría de animales, se registró la muerte de entre 1.000 y 1.500 animales, entre vacunos, aves, cabras, ovejas y otros de granja, comentó. Además, unos 52.000 ejemplares fueron trasladados a lugares secos.

“La situación de emergencia hoy ya es prácticamente calamitosa, la mayoría de los productores están con su campo bajo agua y buscando la manera de resguardar a sus animales, buscando lugares más altos o vendiéndolos finalmente”, dijo el dirigente.

El escenario aún puede empeorar, lo que es preocupante considerando que la situación actual ya es tildada como una catástrofe.

“Lo grave del tema es que hay un pronóstico de que el río va a subir un metro y estamos a quince días de arrancar el invierno, esto recién está empezando, el invierno será la parte complicada”, señaló el ganadero.

En lo que respecta a su rubro, dijo que la ARP ha hecho una colecta entre todos sus socios, en la que se recaudaron G. 80 millones, que serán invertidos en alimentos para los animales de los pequeños productores, que son los más vulnerables en esta situación. No obstante, esto todavía es insuficiente, agregó. Así también emprenden una especie de campaña de concienciación para que los productores no vendan sus animales a precios irrisorios, ante la desesperación de perderlos, señaló el presidente de la regional.

También el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) ha enviado alimentos balanceados, además de otros tipos de ayuda para los productores afectados, recordó Sisul.

“La ganadería es el rubro que le da sustento al departamento”, explicó. Luego comentó que en el Departamento de Ñeembucú hay 12.000 productores y unas 440.000 cabezas de ganado. La mitad de los ganaderos pertenecen al grupo que posee menos de cien cabezas, y son considerados productores menores. Son los que más están siendo afectados por la inundación.


Fuente: ÚH

Publicar un comentario

 
Top