GuidePedia

0



Mientras la Fiscalía y la Contraloría investigan las supuestas irregularidades en torno al superviaducto, las deficiencias del proyecto van haciéndose evidentes. Al haber dejado de construir un puente sobre el Itay, Isolux se habría ahorrado bastante dinero, sacrificando la seguridad de los automovilistas.

Al descender del superviaducto con dirección a Luque, los automovilistas se encuentran con un tráfico pesado que trata de incorporarse a la avenida por un carril que se interrumpe abruptamente (ver foto). Según la denuncia del diseñador del proyecto, Hermann Pankow, esto es así porque Isolux dejó de construir un puente, y le dejó sin espacio suficiente a la avenida para la que la incorporación del tránsito proveniente de la rotonda se haga de manera fluida y segura.

El puente que se dejó de construir debía estar ubicado al lado del que hoy ya existe sobre el cauce del arroyo Itay, y al que la contratista solamente le puso unas barandas. Al haber dejado de construir este puente, según Pankow, la contratista se ahorró 150.000 dólares solo en este ítem, y, como consecuencia, le dejó sin espacio suficiente a la avenida para que los vehículos provenientes de la rotonda se incorporen de manera segura y ágil.

Túnel inundado



La semana pasada la inundación del túnel, que forma parte de la megaestructura, le dio la razón al diseñador que también había advertido antes que la reducción de la losa (piso) haría al túnel permeable a filtraciones de agua cuando el suelo se satura.

Según él, la reducción de la losa, que en el proyecto original tenía 100 centímetros de espesor, y que Isolux, con aprobación del MOPC dejó en solo 35 centímetros, ocasionó que el túnel se inundara. Pankow asegura que en este ítem, el de la losa, se le permitió a Isolux un ahorro de casi 2,5 millones de dólares.

MOPC defiende modificaciones

El viernes último el ministro de Obras, Ramón Jiménez Gaona, volvió a insistir en que las modificaciones al proyecto original del superviaducto no representaron, según él, un ahorro para la contratista. Finalmente, sostuvo que la Contraloría General ya tiene en sus manos toda la documentación que servirá de base para la auditoría, incluidas las notas aclaratorias en las cuales el MOPC le había aclarado a los oferentes que no podían introducir modificaciones al proyecto.


Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top