GuidePedia

0

Según el economista Manuel Ferreira, el subsidio que recibirán los campesinos podría superar ampliamente a los programas de ayuda económica impulsados por el Gobierno Nacional, específicamente Tekoporâ y Adultos Mayores. Se habla de cifras superiores a los USD 3.000 millones.

El economista Manuel Ferreira se refirió al subsidio a las deudas campesinas aprobado por el Congreso Nacional y, a través de un video, explica cuál sería el impacto que tendría esta medida en la economía nacional en dos posibles escenarios.

En el primer escenario, menciona el ejemplo de un subsidio de 51 millones de guaraníes y un crédito a tres años de plazo con intereses de G. 23 millones, totalizando así 74 millones de guaraníes (36 salarios mínimos al año) para cada campesino.

Según sus cálculos, estos 36 salarios representan G. 5.800.000 más que el subsidio que actualmente otorga el gobierno a través del Programa Tekoporâ de la Secretaría de Acción Social (SAS) y G. 5.600.000 más que el Programa de Pensión para Adultos Mayores del Ministerio de Hacienda.

En promedio, cada labriego estaría percibiendo mensualmente un salario de G. 6.164.000, es decir, un subsidio equivalente al sueldo de un jefe de sección en una empresa de primera línea.

El Programa de Adultos Mayores y el de Tekoporâ alcanzan anualmente USD 163 millones. En el caso de que este subsidio a las deudas campesinas alcance a la totalidad de los labriegos afectados (alrededor de 241.000 a nivel nacional), representaría una cifra cercana a los 3.240 millones de dólares, muy superior a la de los programas mencionados anteriormente.

En el segundo posible escenario, Ferreira habla de un monto de subsidio de G. 15 millones de capital con un costo financiero de G. 6.750.000, lo cual representa alrededor de 11 salarios mínimos al año.

Este monto equivaldría a un sueldo mensual para el campesino de G. 1.812.000, siendo G. 1.462.000 más que lo otorgado en el Programa Tekoporâ y G. 1.300.000 más que el que reciben los adultos mayores.

A criterio del economista, esta alternativa sería mucho más conveniente y práctica para el Estado, ya que el monto no alcanzaría una cifra tan alta como en el primer escenario, siendo el costo total solo de USD 475 millones.


Fuente: Hoy

Publicar un comentario

 
Top