GuidePedia

0
El grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) incendió ayer otros tres tractores en Tacuatí, solo 24 horas después de que también quemara tres máquinas agrícolas en la misma localidad. Un grupo de menonitas se vio obligado a retirarse de la zona por la inseguridad y lamentando no poder trabajar.

Los colonos menonitas que estaban instalados en el área atacada comenzaron a retirar ayer sus maquinarias y a dejar de trabajar, especialmente en la zona conocida como Santa Clara’i.

La huida de los colonos se produjo luego de que el domingo de madrugada los criminales del EPP quemaran dos tractores y una fumigadora, a solo tres kilómetros y medio del casco urbano de la ciudad de Tacuatí, departamento de San Pedro.

Tras ese golpe, los maleantes dejaron panfletos alusivos al EPP, que fueron recogidos por elementos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Ayer de madrugada, la banda armada reapareció e incendió otros tres tractores que estaban depositados en un predio del asentamiento Tacuatí Poty, a siete kilómetros de Santa Clara’i, en el límite con el predio de la estancia Paso Itá, de Maris Llorens.

En la referida finca, el EPP había quemado un destacamento militar en el año 2008 y luego incineró una topadora en 2012, además asesinó al tractorista Santiago Morel Leiva y al exsecuestrado Luis Lindstron, ambos crímenes en el año 2013.

La última aparición del EPP en la estancia Paso Itá fue el año pasado, cuando otra vez quemaron una topadora.

No hay garantías

El colono menonita Jacob Zacharias se quejó de que no existen garantías para seguir trabajando en el lugar.

“Vamos a retirarnos. Vamos a llevar nuestras maquinarias. Se van quemando más máquinas, y si dejamos van a quemar todas las otras”, dijo.

Después, añadió que “hay otro colono que también va a retirar sus máquinas. Ya no sabemos cómo resolver el tema. Se ve cómo estamos. Hay cuentas que pagar y necesitamos trabajar, pero es difícil así”, manifestó el colono en el momento en que retiraba sus maquinarias.

Justamente, Zacharias fue una de las víctimas del ataque del EPP que ocurrió el domingo de madrugada en Santa Clara’i. Uno de sus tractores fue quemado por completo, otro parcialmente. La fumigadora también se incendió parcialmente.

En tanto que las máquinas incendiadas ayer de madrugada en la colonia Tacuatí Poty pertenecen a una empresa privada que presta servicios al Gobierno dentro del programa Sembrando Oportunidades, destinado a la preparación de suelo para la agricultura.

En este caso, uno de los tractores fue consumido totalmente por las llamas y los otros dos solo en parte, ya que los vecinos lograron apagar el fuego.

Los pobladores criticaron a las fuerzas de seguridad, que aparecieron recién en horas de la mañana y no respondieron de inmediato al pedido de auxilio, según señaló Lucio Centurión.

El vocero de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), teniente coronel Víctor Urdapilleta, expresó que los sucesivos ataques en el norte de la región Oriental, como estas quemas de tractores, fueron perpetrados por lugareños que son “campesinos de día y terroristas de noche”, apuntando a grupos de apoyo logístico del EPP.


Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top