GuidePedia

0



La cifra de embarazos en adolescente va en aumento. De cada 100 nacidos vivos en Paraguay, 20 niños son de madres adolescentes que tienen entre 10 y 19 años, según reporta el Ministerio de Salud. Muchas de estas estaciones son frutos de abusos sexuales. (foto ilustrativa)

El promedio de edad de un embarazo precoz en nuestro país es de 13 años, según señaló la licenciada Evelyn Cattebeke, de la Sección de Salud Integral de la Niñez y la Adolescencia del Ministerio de Salud. Este dato es realmente preocupante si analizamos que en el Paraguay, de cada 100 nacimientos, 20 son de madres adolescentes.

Según el último reporte del Ministerio de Salud, a nivel mundial, 14 millones de nacimientos son de madres adolescentes. En el Cono Sur, dos de cada tres nacimientos en América Latina y el Caribe corresponden a niñas madres. Acorde a los registros del año 2014, los nacimientos de adolescente de 10 a 14 años son; 664 en Paraguay, en Brasil 21.000, en Argentina 3.000, en Uruguay 180 y en Chile 900 nacimientos.

La falta de una educación sexual adecuada y a tiempo hace que las niñas se inicien muy temprano en la vida sexual sin tomar las precauciones para evitar un embarazo no planeado.

“Las cifras se mantienen desde el 2015 y esto no tiende a bajar. Cada vez los jóvenes se inician más temprano en la vida sexual activa, sin muchas veces tener una información completa de prevención”, dijo la licenciada Cattebeke.

FRUTO DEL ABUSO SEXUAL

Muchas de estas gestaciones son producto de abusos sexuales. En 2015 se registraron 572 casos de embarazos de esta naturaleza. En muchos casos de abuso sexual se ha comprobado también que generalmente los agresores son del círculo familiar, es decir, padre, tíos, hermanos, primos o abuelos. Todo esto también representa un riesgo para los embarazos.

La profesional indicó que ahora se está trabajando coordinadamente con el Ministerio de Salud y la Secretaría de la Niñez y Adolescencia para detectar los embarazos de niñas que tuvieron relaciones sexuales con adultos, muchos de los cuales son frutos de una violación y, por ello, tras el cruzamiento de datos denunciamos los casos al Ministerio Público para que le haga el seguimiento”, dijo la profesional.

La vulnerabilidad es enorme en la adolescencia, pues, debido a la curiosidad por conocer la vida sexual, las chicas se exponen a enfermedades y embarazos no deseados. Antes que buscar una información adecuada en la casa, con los padres, recurren a internet, y esto no siempre significa buena asesoría, ya que los datos encontrados en la red pueden ser erróneos o incompletos, dijo la licenciada Cattebeke.

“Estamos fallando en la educación, porque estamos llegando tarde. El tema de la sexualidad en nuestro país está muy metido dentro del tabú. Los adultos no tienen información adecuada y estos adultos son los que deben educar a los adolescentes. La falta de información precisa hace que los índices de embarazos sean muy elevados”, afirmó.

Explicó que, para tratar de suplir un poco esta falencia, se está trabajando en los centros asistenciales, donde se ofrecen programas de educación sexual enfocado en jóvenes. También se busca trabajar en los colegios, pero la disponibilidad económica y de personal hace que las charlas sean limitadas.

Agregó que existe un folleto -aunque este contiene informaciones muy básicas sobre educación sexual y anticoncepción- que es entregado durante algunos talleres o campañas que se desarrollan a lo largo del año.


Fuente: ABC Color 

Publicar un comentario

 
Top