GuidePedia

0

La Policía Nacional hizo una exhibición con los petardos más comunes usados en las fiestas para alertar sobre el poder explosivo que tienen y los daños que pueden causar.



En las fiestas de fin de año de 2016, el Hospital de Trauma atendió a 25 personas que sufrieron lesiones por explosión de pirotecnia, la mayoría niños, explica la comisaria Elisa Ledesma, jefa de Relaciones Públicas de la Policía. Para explicar el peligro que representan las bombas y explosivos típicos de esta época del año, la Policía decidió hacer una demostración realista, según informes de Gabriela González, periodista de ABC TV. Y lo hicieron con frutas.


Para el lanzamiento de la campaña usaron bananas y melones, junto a los cuales se detonaron algunos de los petardos más frecuentes, como el famoso “12x1”. Las frutas quedaron destrozadas después de las explosiones.

También se usó una caja de chapa, dentro de la cual se hizo una “explosión controlada” del famoso cebollón, cuya fuerza destructiva fue capaz de deformarla por completo.
“Es muy difícil que la mano quede al cien por ciento después de una lesión. Una simple estrellita tiene una combinación de pólvora y se activa con fuego; eso ya constituye un peligro”, advirtió la jefa policial.

El caso más reciente de lesión por explosión de pirotecnia se registró el pasado 11 de diciembre, en Bahía Negra, cuando Jhony Arnaldo Pranderi (30) intentó activar dos cartuchos de 12x1 al mismo tiempo que desafortunadamente no salieron disparados, sino que explotaron en sus manos. La bomba le arrancó los dedos meñique y anular de la mano izquierda y parte del índice de la mano derecha.

Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

 
Top