GuidePedia

2
María Selva Morínigo, esposa del fiscal general Francisco Javier Díaz Verón, es accionista de Salty River SA, firma que inauguró una fábrica en Limpio. La fiscala Yolanda Portillo ya recibió días pasados el documento que confirma a la mujer como parte de la sociedad, dejando en evidencia la falsa versión que dio el marido a los medios, de que ella “no tiene participación” en la compañía. Además, surgen varias propiedades de la pareja en todo el país.

Los registros oficiales dejan en evidencia que el fiscal general del Estado, Francisco Díaz Verón, mintió cuando en reiteradas ocasiones salió a decir a los medios de comunicación que su esposa, María Selva Morínigo, “no tiene participación” en Salty River, firma que inauguró una procesadora de tripas naturales en Limpio.

“La famosa fábrica que dicen, jamás existió ni existe la posibilidad de que uno tenga. Es de un empresario argentino y estará trabajando”, había señalado con vehemencia el fiscal general en un programa de televisión.

“Cero por ciento, no tiene participación ni vela en el entierro, es una mentira feroz”, ratificó el jefe de la fiscalía en aquella entrevista. Sin embargo, los documentos donde consta que la mujer es parte de la sociedad desde sus inicios, ya fueron remitidos días pasados a la fiscala Yolanda Portillo, agente encargada de investigar a su jefe Díaz Verón y esposa por supuesto enriquecimiento ilícito.

Salty River SA fue constituida por escritura 419 del 13/12/2013 con un capital integrado de G. 2.000 millones. Los socios originales son Hawker Internacional SA, Dos Beta SA, YLF SA y María Selva Morínigo de Díaz.

El 12/01/2014, mediante escritura Nº 31, el estudio contable de Iniciativas Económicas Contables de Martín Jara Manzoni y Evaristo Jara Riveros crea la firma Canto Rodado SA. El primero estaba como presidente y el segundo como director titular.

Posteriormente, Canto Rodado SA fue vendida a la esposa de Díaz Verón, la firma pasó a formar parte de Salty River SA y través de esta María Selva Morínigo es una de las accionistas. Una mujer de nombre María Helena González figura como síndico titular de Canto Rodado SA.

Conversamos con Martín Jara, creador de Canto Rodado SA, y nos confirmó que vendió a la señora Morínigo. “Constituí la sociedad y puse a la venta y encontramos, esas personas compraron. No es que justo para ellos luego lo hice. No sabía que era la esposa del fiscal general en aquel momento; ahora, hace poco, por las noticias periodísticas me enteré”, señaló el mismo.

También conversamos con Héctor Rubén Recalde, presidente de YLF, firma accionista de Salty River SA. El mismo se declaró “amigo personal de Díaz Verón y su esposa María Selva Morínigo. De hecho, Laura Petrona Gómez, esposa de Recalde, quien figura como vicepresidente de YLF, aparece en fotografías en diversos acontecimientos con la primera dama de la fiscalía.

Si bien son amigos personales y comparten reuniones sociales, Recalde no quiso responder sobre la participación de la esposa de Díaz Verón en Salty River SA, firma propietaria de la fábrica en Limpio. “Yo tuve un problema de salud, no sé bien todo desde el principio, pero sí sé que hoy son cuatro sociedades las socias de Salty River”, remató.

Fuente: ABC Color

Publicar un comentario

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Vaya es sensacional, que empresas como Hawkers de Alejandro Betancourt, sean mencionadas en la publicación, se nota que poco a poco se levanta como una empresa reconocida en el sector.

    ResponderEliminar

 
Top