GuidePedia

0
En menos de cuatro semanas de este 2018 se han confirmado 313 casos de dengue y una persona fallecida. Los trabajos de fumigación se dificultan por la inseguridad y falta de cooperación de los pobladores de barrios donde existen brotes, como la Chacarita.

El Ministerio de Salud brindó esta mañana los últimos datos actualizados acerca del dengue. Solo en los primeros 25 días de este año ya se han confirmado 313 personas con esta enfermedad. Una joven de 23 años falleció en la Chacarita en enero y otra de 24 años en barrio Obrero en el pasado diciembre.

Hay también 27 casos probables. Los principales se concentran en Asunción y Central. Unos 40 barrios en Asunción tienen casos notificados. Ricardo Brugada y barrio Obrero de Asunción y Carumba Cué de Mariano Roque Alonso se encuentran ya con brotes de dengue.

Asimismo, en los barrios Jara, Sajonia y Dr. Rodríguez de Francia, Central de Mariano Roque Alonso, Cuarto Barrio de Luque y Limpio hubo aumento de notificaciones.

Por otra parte, en noviembre del año pasado se registró un caso de chikunguña en Ricardo Brugada, por lo cual no se puede descartar que también circule esta enfermedad en ese barrio. Sin embargo, la viceministra de Salud, Maria Teresa Barán, destacó que hasta ahora no hay ningún caso confirmado.

Para eliminar los criaderos se necesita que la comunidad abra las puertas de sus hogares para la limpieza y fumigación. “Nos encontramos con un gran número de casas cerradas y, por más que tengamos la predisposición, no podemos lograr ese objetivo”, lamentó Barán.

“Necesitamos que el municipio y los componentes de la familia hagan lo que les corresponde. Escapa de todo tipo de estrategia cuando hablamos de Ricardo Brugada”, destacó la viceministra. Argumentó que en esa zona hay un problema social, ambiental y cultural, por lo cual se reunieron con los presidentes de las comisiones vecinales y con el intendente Mario Ferreiro para tratar de articular trabajos.

La Dra. Águeda Cabello, titular de Vigilancia de la Salud, señaló que nueve regiones en tres departamentos del Chaco, Paraguarí, Coordillera, Guairá e Itapúa también hay casos de dengue, pero aislados y en menor cantidad.

“Lo que siempre nos preocupa es que estamos viendo que la gente no colabora en la medida que necesitamos para controlar los brotes. Nos preocupa que haya dispersión, teniendo en cuenta que ahora se agrega el factor de las inundaciones y la relocalización de las familias de esos barrios con brotes”, expresó.

Finalmente, señalaron que seguirán trabajando en cooperación para combatir la expansión de la enfermedad y exhortan a toda la población y municipios a que apoyen las mingas ambientales para eliminar el criadero transmisor de las enfermedades.

INSEGURIDAD Y FALTA DE COOPERACIÓN

Por otra parte, Nicolás Aguayo, titular del Senepa, manifestó que en Ricardo Brugada, donde existe el principal brote, han cubierto desde el 3 de octubre 365 manzanas, 4.599 predios trabajados y más de 2.000 terrenos que no pudieron ser inspeccionados por el personal para la eliminación de criaderos.

Resaltó el hecho de que el 76% de los predios estaban cerrados, por lo cual no pudieron ingresar a realizar los trabajos, así como 27 renuentes y un 6% de casas deshabitadas. “Muchos inconvenientes para trabajar, sobre todo por factores socioambientales. Las calles son muy pequeñas y no podemos entrar con nuestros vehículos para la fumigación”, detalló.

Además, en esa zona existe una gran acumulación de botellas y latas que sirven para los recicladores pero también se convierten en criaderos de mosquitos. Muchos predios estuvieron cerrados y algunos propietarios tampoco dejaban que los trabajadores ingresen a sus hogares.

“La inseguridad es uno de los factores. Los trabajadores entran con mucho temor todo los días (…) Hemos solicitado ayuda (a la Policía Nacional) pero no hemos recibido un apoyo demasiado importante. Estamos viendo otro tipo de estrategias para solucionar el problema”, agregó en conferencia de prensa.


Fuente: Abc color

Publicar un comentario

 
Top