GuidePedia

0
Esta mañana, un deportista presentó una denuncia por intento de abuso y otros hechos contra Antonio González, el controvertido titular del club Rubio Ñu de Luque que protagonizó un escándalo en redes sociales con un jugador de la entidad.

Se trata de un futbolista de 19 años, Fermín Morínigo, que practicaba en ese club desde adolescente. Según la denuncia, aún siendo menor de edad recibió el ofrecimiento de tener relaciones sexuales por parte de González, informó Ariel Espinoiza, periodista de ABC Color.

Este se negó y trató de escapar; por ello fue golpeado por el propio González. Además, le amenazó con hacerle daño a él y su familia si alguna vez le contaba a alguien sobre eso. A raíz de estos hechos lo denunció por acoso sexual, violencia y amenaza.

González cuenta nada menos que con 23 causas abiertas por estafa, según el legajo al que accedió el Ministerio Público.

Esta denuncia fue realizada luego de la polémica desatada en Facebook con dos videos protagonizados por González, en los que amenaza al jugador Bernardo Gabriel Caballero de que no volverá a jugar, y tampoco le entregará su pase.

Sus declaraciones con alto contenido de lenguaje vulgar dieron la vuelta a la región y desataron debates, pues dejó al descubierto que aparentemente utilizaba su influencia como dirigente para tener relaciones sexuales con el deportista.

TREMENDO RIESGO

“Salimos asustados de ahí; todo lo incautado colisiona totalmente con lo que tiene que haber en un club deportivo donde niños y jóvenes van a formarse en los valores del fútbol” mencionó Rogelio Delgado, presidente de la Asociación de Futbolistas del Paraguay, quien participó del allanamiento al club luqueño.

Afirma que las evidencias incautadas se traducen en un “riesgo tremendo”, y agregó que encontraron “un verdadero arsenal pornográfico” de todo tipo. “Eso nos dice muy claramente que hay un alto riesgo para todos los chicos que van ahí”, concluyó.


Fuente: Abc color

Publicar un comentario

 
Top