GuidePedia

0


Así la gente denominó en las redes el “autoblindaje” que aprobaron ayer los políticos en el Parlamento. En la práctica volvieron inaplicable el artículo 201 de la Constitución sobre pérdida de investidura. Ahora para expulsar a un legislador se requiere sentencia penal firme, lo que puede durar una década. Con ese criterio, también deben esperar sentencia para destituir al contralor o a cualquier funcionario.

Con 23 votos, el Senado sancionó ayer la ley que reglamenta la pérdida de investidura para “blindar” a los parlamentarios contra ese castigo. La norma establece que para expulsar a un legislador se exige sentencia judicial y una mayoría calificada (30 y 53 votos), que no figuran en la Constitución.

Fuente: Abc color



Publicar un comentario

 
Top