GuidePedia

0

Yacyretá no recibió ningún informe sobre la existencia de un problema en el interruptor de un tanque de cloro gaseoso que ayer ocasionó la muerte de un funcionario en Carmen del Paraná. La familia afirma que el fallecido reportó el problema hace meses.

Víctor Mongelós, jefe de Obras Complementarias de la Entidad Binacional Yacyretá, manifestó que la EBY no recibió ningún informe sobre la supuesta existencia de un problema con el interruptor del tanque de cloro gaseoso que ocasionó la muerte de un hombre ayer.

Aclaró que Cimman es la empresa que está encargada de la tercerización de la aguatera en Carmen del Paraná y que estaba obligada a elevar los informes en caso de existir irregularidades.

“La obra fue construida por Yacyretá y terminada en el 2013. A partir de ahí, entró en operación a cargo de una empresa tercerizada, que está obligada a informarnos de este tipo de anormalidades, pero no tenemos ningún informe por escrito”, aseguró en contacto con ABC Cardinal esta mañana.

Los familiares de la víctima, Miguel Luchen (57), afirman que hace ya varios meses el hombre había reclamado al gerente de la aguatera la asistencia de técnicos porque “el interruptor del gas estaba gastado y no cerraba bien”.

“Ayer me enteré que el señor fue a revisar esta semana, pero no informó y trató de reparar lo que descubrió anteayer, no hace meses”, relató al respecto el ingeniero de Yacyretá. Además, señaló que todo está a cargo del Ministerio Público, que ayer lacró la zona donde ocurrió el accidente y analizará todos los elementos a fin de determinar si fue un accidente o negligencia.

Explicó además que el inconveniente se generó con garrafas de cloro gaseoso que pesan 1.000 kilos, que se usan "de a gotitas" y duran un año más o menos. “El señor se dispuso a cambiar y ahí lastimosamente algo falló”, agregó. 

Aclaró que “no hay nada que ocultar” y que seguirán revisando todos los documentos para poder determinar si existió o no el informe del cual hablan los familiares. “Por respeto y por la situación, ayer no hablamos con ellos pero lo haremos”, se comprometió.

Una fuga de cloro gaseoso en la planta de tratamiento de agua de Carmen del Paraná provocó ayer la muerte Miguel Luchén, quien era jefe técnico de la potabilizadora. Miguel Garay, su asistente, también sufrió los efectos de la sustancia al intentar auxiliar al ahora fallecido, por lo que fue derivado al centro de salud donde se encuentra hospitalizado.

Fuente: Abc color

Publicar un comentario

 
Top