GuidePedia

0

La Prefectura Naval de Ayolas a diario libera peces de diversas especies y sin la medida reglamentaria capturados con redes en el área de reserva de la represa Yacyretá. Ese control molesta a los pescadores furtivos.

Procedimientos de control diarios se llevan a cabo en zona de reserva ictícola de la represa de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) y permiten rescatar peces sin la medida reglamentaria atrapados en redes colocadas por pescadores furtivos. Están a cargo del personal de la Prefectura Naval zona Ayolas, al mando del capitán de fragata Milciades Alcides Zárate.

La utilización de redes está prohibida por la ley de pesca, pero son colocadas presumiblemente por pescadores que ingresan a la zona vedada de la Central Hidroeléctrica Yacyretá (CHY) para capturar la mayor cantidad de ejemplares.

La Ley Nº 1378/92 declara como reserva ictícola al área comprendida entre los 3000 metros aguas arriba y 3000 metros de aguas abajo de la represa de Yacyretá.

La ley restringe la actividad de pesca en el vertedero de la central de Yacyretá, así como del vertedero del Brazo Aña Cua. Con esta ley se busca preservar la especie ictícola del río Paraná, en ambos lugares, donde se produce una gran acumulación de peces durante todo el año.

Se presume que los infractores ingresan en zona prohibida durante la noche, amparados por la oscuridad, utilizando embarcaciones de tono oscuro y sin identificación para evitar ser descubiertos por los marinos y personal del área de Seguridad de la EBY. Colocan las redes para después retirarse y volver más tarde a recoger los peces capturados por la trampa.

Por esta razón personal de la marina realiza controles permanentes con el objetivo de detectar las redes y liberar los peces atrapados.

Incidente

Por otro lado, hace un par de semanas un grupo de pescadores denunció en la Comisaría Octava del complejo Mil Viviendas de la EBY de este distrito un incidente que protagonizó con personal de la Marina. Según el acta policial, la queja fue realizada por Freddy Osvaldo Román Segovia (29) y Abelardo Javier Segovia Ramírez (21).

Román Segovia relató que se encontraban en el lugar denominado Naranjito en una embarcación cuando personal de la Marina supuestamente embistió hacia el lado izquierdo del bote y se produjo la caída de ambos ocupantes en aguas del río Paraná. Añade que el personal de la Prefectura Naval realizó disparos con arma de fuego que les produjeron lesiones.

Seguidamente, siempre según el relato de Román Segovia, los militares decomisaron la embarcación y se retiraron del lugar dejándoles en el agua. Luego fueron socorridos por otros pescadores que estaban en la zona, indicó Román Segovia, de acuerdo al acta de denuncia que obra en la comisaría.

El capitán Milciades Alcides Zárate rechazó la acusación. Aseguró además que los pescadores se encontraban en área prohibida para toda clase de actividad pesquera por tratarse de zona de reserva ictícola.

Fuente: Abc color


Publicar un comentario

 
Top