GuidePedia

0

Una jueza que se desempeña en San Lorenzo pidió desafectar a su actuaria, luego de que esta recibiera de regalo una torta de un remitente anónimo.

Una jueza que se desempeña en San Lorenzo pidió desafectar a su actuaria, luego de que esta recibiera de regalo una torta de un remitente anónimo. Sospecha que se trataría de un caso de soborno tras una audiencia realizada minutos antes.

Mediante un documento, la jueza de Primera Instancia en lo Laboral de San Lorenzo, María de la Cruz Rodríguez, pidió apartar a la actuaria Mariela Escobar Stanley. El escrito argumenta que esta última recibió de regalo una torta, y la justificación de la magistrada provocó varias reacciones en las redes sociales.

"Esa situación me hizo sentir muy mal porque siempre trato de ser objetiva, equitativa e imparcial en mis funciones, y a los funcionarios judiciales se les exige lo mismo", expresó.
Explicó que en la mañana del lunes, aproximadamente hasta las 9.30, se desarrolló la audiencia de un expediente y en el Juzgado a su cargo estaban presentes ambas partes afectadas.

Al finalizar la audiencia, llegó un empleado de una conocida confitería con una caja a nombre de la actuaria de dicho Juzgado.

"Cuando le pregunté quién le envió ese regalo me dijo que no sabía, que quien hizo la entrega no supo decir de parte de quién. Se molestó por la pregunta, y me dijo que siempre las chicas reciben flores y regalos", comentó la magistrada.

Sin embargo, minutos después, escuchó comentarios de otros funcionarios que aseguraban que quien envió el regalo fue una de las partes del caso auditado esa mañana.

"Por el código de organización judicial no se puede, está prohibido recibir regalos, obsequios, dádivas desde ninguna de las partes, y en el mismo código se habla de la sanción disciplinaria al respecto", manifestó.

Solicitó la presencia de una funcionaria de Recursos Humanos, quien labró el acta, teniendo en cuenta que la tarjeta que acompañaba la torta se dirigía a la trabajadora por su cargo, y no como si fuese un presente en el ámbito personal.

"Si está recibiendo un pequeño presente de una de las partes siendo ella parte fedataria, pierdo confianza en esta persona, y por eso pedí su desafectación", aclaró la magistrada.

Agregó que, en los 34 años que lleva trabajando como funcionaria en tribunales, esta es la primera vez que pasa por una situación parecida.

Comentó que, cuando abrieron el Juzgado, hace tres años, lo único que solicitó a los funcionarios que estaban a su cargo fue que sean honestos y tengan ganas de trabajar. Incluso, se considera abierta a las consultas y dudas de los trabajadores.

Desde la redacción nos comunicamos con Escobar, pero alegó no sentirse bien para seguir dando entrevistas. Sin embargo, en contacto con Telefuturo, cuestionó el actuar de la jueza, alegando que se pudo haber dado en lo personal, y eso no debería ser motivo válido para perder la confianza en su trabajo, y mucho menos apartarla del cargo.

Publicar un comentario

 
Top