GuidePedia

0

A diferencia de campañas anteriores (presidenciales de 2013 e internas de 2015), la ANR tuvo que apelar a préstamos millonarios y a cenas para recaudar fondos y poder solventar estas elecciones.

A diferencia de campañas anteriores (presidenciales de 2013 e internas de 2015), la ANR tuvo que apelar a préstamos millonarios y a cenas para recaudar fondos y poder solventar estas elecciones.

La ANR recurrió a préstamos, cenas de recaudación y aportes para financiar la campaña electoral de cara a las elecciones generales previstas para el próximo domingo.

Esta vez, el presidente de la República, Horacio Cartes, no despilfarró su dinero como en otras campañas anteriores, como cuando se postuló para la presidencia en el 2013 o cuando apoyó con fuerza la candidatura de Pedro Alliana para la presidencia de la ANR.
Tras las internas coloradas de diciembre, el candidato presidencial, Mario Abdo Benítez, se vio obligado a apelar a cenas millonarias y a otras estrategias de recaudación y la misma ANR tuvo que pedir un millonario préstamo, debido a que el mandatario esta vez se mostró reacio a financiar el proselitismo.

El mismo Cartes llamó a la dirigencia colorada el pasado 22 de marzo, durante un acto político en Ciudad del Este, "a meter mano en la billetera" para movilizar a las bases porque "con amor" no se ganan elecciones.

"Todos necesitamos de ayudomi (un poco de ayuda). Entonces hay que entender que por amor nomás el partido no se mueve, por lo que hay que tocar la billetera", dijo Cartes.

Las cenas de gala organizadas por la dirigencia incluso semanalmente costaron entre G. 1 millón y G. 10 millones y el préstamo que solicitó a un banco de plaza el presidente del Partido Colorado, Pedro Alliana, fue de G. 20.000.000 millones.

Como cabeza del partido, Alliana vio ahora un escenario distinto a lo que fue la campaña para las internas del 2015, cuando enfrentó justamente a Marito Abdo para llegar a la conducción partidaria con el respaldo y el dinero del presidente.

"En primer lugar hay que dejar saber que esta es la primera vez que no se hace una campaña (electoral) con el dinero del Estado, se hizo con el dinero del presidente de la República", decía el propio Cartes en su discurso al festejar la victoria de Alliana en 2015.

Último tramo. La falta de recursos se notó e inquietó principalmente en las bases, donde recién en este último tramo de la campaña empezaron a llegar el dinero luego de las cenas de recaudación y el préstamo.

Dirigentes, coordinadores y presidentes de seccional no ocultaron su malestar en vista a que anteriormente seis semanas antes de los comicios ya se distribuían los recursos a las bases. Recién desde el 5 de abril el mismo Alliana informó que empezó a distribuir los recursos que serán reforzados para el día D.

Estiman que se gastará aproximadamente G. 30.000 millones, cerca de 5,5 millones de dólares hasta el día D. La distribución de recursos estiman en 12.500 guaraníes por elector colorado.

La falta de dinero generó atrasos incluso para el pago de salarios a los funcionarios de la nucleación partidaria.

Publicar un comentario

 
Top