GuidePedia

0

La Academia de Hollywood rindió homenaje con un acto especial a Groundhog Day, la comedia surrealista protagonizada por Bill Murray y Andie MacDowell que, 25 años después de su estreno, está considerada como un clásico de culto del cine estadounidense.

El teatro Samuel Goldwyn de Beverly Hills, en Los Ángeles, acogió un evento en el que diferentes artistas y técnicos involucrados en Groundhog Day se juntaron un cuarto de siglo después del lanzamiento de la película para contar anécdotas y para recordar de manera emotiva a Harold Ramis, director y coguionista del filme que falleció en 2014 a los 69 años.

El presidente de la Academia, John Bailey, jugó un papel doble, como anfitrión de la ceremonia y como invitado, ya que fue el director de fotografía de Groundhog Day.

Bailey comenzó el acto refiriéndose al uso extendido del "día de la marmota" como una expresión para algo que sucede una y otra vez, tal y como le pasa en la cinta al personaje de Bill Murray.

"Esta película contiene una metáfora para todo: el concepto budista del 'samsara', del continuo renacimiento, el purgatorio católico, el judaísmo, el psicoanálisis", comentó con ironía sobre una comedia conocida por sus grandes dosis de humor disparatado.

Continuando con el sarcasmo, Bailey señaló que no tenía ni idea de que habían creado semejante hito sociocultural cuando, en su opinión, lo que habían tratado de hacer era "una comedia bastante directa y romántica".

El presidente de la Academia presentó a Erica Mann Ramis, la viuda de Harold Ramis, que protagonizó el momento más emotivo de la noche al recordar al director.

"Les puedo contar que echo de menos a Harold tanto como en el momento en el que dejó este planeta. Y os puedo contar también que todavía no he averiguado a dónde fue. Así que no le puedo seguir hasta que ya esté yo ahí. Y pese a que le echo mucho de menos, desde luego, no pienso acelerar el proceso", dijo.

La actriz Nia Vardalos moderó un debate sobre Groundhog Day en el que participaron, además de Bailey, el coguionista Danny Rubin, el productor Trevor Albert, la experta en animales Corkey Miller y el actor Stephen Tobolowsky, que en la cinta interpretó al molesto pero encantador personaje de Ned.

Rubin contó que el largometraje surgió al unir dos ideas sobre un día que se repetía hasta la eternidad y un hombre inmortal, mientras que Tobolowsky explicó que consiguió el papel por el que también competía un actor con el que compartía camerino y habitación.

Además, los ponentes detallaron las dificultades de un rodaje en el que las tomas debían ser exactamente iguales para recrear la ilusión de un día que se repetía constantemente, por lo que el tiempo, lluvioso unos días y despejado otros, era un gran inconveniente.

Miller provocó grandes risas entre el público al contar cómo fue trabajar con marmotas en un set de rodaje: "Aprendí mucho acerca de las marmotas. Muerden con mucha fuerza".

Y el debate concluyó con la aparición de una marmota sobre el escenario como tributo al animal protagonista de la cinta.

No fue la única curiosidad ya que, antes del acto, el grupo Hammerstein –especializado en polkas– interpretó la canción "Pennsylvania Polka", una de las más conocidas del filme.


Con Bill Murray en la piel de un meteorólogo de televisión condenado a vivir eternamente el mismo día en un pueblo perdido de Estados Unidos, Groundhog Day mostraba sus aventuras para sobrevivir a esta insólita maldición mientras trataba, infructuosamente, de seducir al personaje de Andie MacDowell.

Publicar un comentario

 
Top