GuidePedia

0

La Ley de Deforestación Cero en la Región Oriental del Paraguay es letra muerta en San Pedro, donde centenares de hectáreas de bosques siguen siendo deforestadas, principalmente por colonos brasileños que adquieren propiedades y devastan las áreas boscosas para convertirlas en inmensos sojales.

Esta es la situación en una propiedad de 1.000 hectáreas, ubicada en la zona Nuevo Horizonte del distrito de Yrybucuá. La finca fue adquirida hace algunos años por una brasileña quien reside en su país.


La Ley de Deforestación Cero en la Región Oriental del Paraguay es letra muerta en San Pedro, donde centenares de hectáreas de bosques siguen siendo deforestadas, principalmente por colonos brasileños que adquieren propiedades y devastan las áreas boscosas para convertirlas en inmensos sojales.

Esta es la situación en una propiedad de 1.000 hectáreas, ubicada en la zona Nuevo Horizonte del distrito de Yrybucuá. La finca fue adquirida hace algunos años por una brasileña quien reside en su país.

Hoy, en gran parte de estas tierras ya no existen bosques, además se están echando los pocos árboles existentes, es más ni siquiera respetan los cauces hídricos que cruzan por el lugar.

Según el encargado –cuya identidad se reguarda– cuentan con todos los documentos que otorga la Secretaría del Ambiente (Seam) para la realización de los trabajos, a pesar de que en la región rige la deforestación cero.

denuncia. Vecinos de la zona denunciaron que los trabajos se realizan con varias topadoras sin respetar ninguna ley ambiental.

También señalaron que suelen ver vehículos oficiales de la Seam y del Instituto Forestal Nacional (Infona) ingresando a la propiedad, pero los trabajos nunca paran.

La población está preocupada por el gran daño que causa esta práctica, por lo que urge la intervención de la Unidad de Delitos Ambientales para poner fin a este incontrolable crimen contra la naturaleza.

Hoy, en gran parte de estas tierras ya no existen bosques, además se están echando los pocos árboles existentes, es más ni siquiera respetan los cauces hídricos que cruzan por el lugar.

Según el encargado –cuya identidad se reguarda– cuentan con todos los documentos que otorga la Secretaría del Ambiente (Seam) para la realización de los trabajos, a pesar de que en la región rige la deforestación cero.

denuncia. Vecinos de la zona denunciaron que los trabajos se realizan con varias topadoras sin respetar ninguna ley ambiental.

También señalaron que suelen ver vehículos oficiales de la Seam y del Instituto Forestal Nacional (Infona) ingresando a la propiedad, pero los trabajos nunca paran.

La población está preocupada por el gran daño que causa esta práctica, por lo que urge la intervención de la Unidad de Delitos Ambientales para poner fin a este incontrolable crimen contra la naturaleza.

Publicar un comentario

 
Top