GuidePedia

0

En una repleta sala Bicameral del Congreso se realizó ayer la primera audiencia pública para debatir sobre los alcances del proyecto de ley que crea la figura de la Superintendencia de Pensiones y que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados.

Durante la reunión no hubo prácticamente posibilidad de debate, puesto que los miembros de centrales sindicales y de asociaciones de jubilados coparon la sala bicameral y le expresaron insultos de todo tipo al viceministro de Economía, Humberto Colmán, cuando este subió al estrado para exponer los puntos de la ley que Hacienda plantea modificar al proyecto original.

Lo tildaron a Colmán de "ladrón", "sinvergüenza" y "genuflexo", mientras intentaba explicar la posición del Gobierno; el senador (FG) Carlos Filizzola, que estaba de moderador, intentó calmar a los asistentes, pero fue imposible. Colmán recordó que hubo un principio de acuerdo con varios sectores sindicales y empresariales la semana pasada y que continúan abiertos al diálogo. Posterior a esto, se tuvo que retirar de la sala.

rechazo. Marta Arias, vicepresidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), pidió a los legisladores de la Cámara Alta rechazar totalmente el proyecto porque considera que este sistema lo que hará es imponer modelos fallidos de reparto, como los que ocasionaron un grave problema social en Chile.

"Estas son recetas que vienen del Fondo Monetario Internacional que ocasionaron problemas en muchos países; además, si se va dar poder de control constitucionalmente no corresponde que este recaiga sobre el Banco Central", afirmó.

Recordó que el Estado tiene una deuda de más de USD 360 millones con la caja del Instituto de Previsión Social (IPS) que nunca pagó y, sin embargo, sí es buen pagador de sus compromisos con los inversores y organismos internacionales. "Se prioriza la deuda externa y no la interna", se quejó.

Por su parte, Julio López, titular de la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT), dijo que la intención del Ejecutivo es el saqueo de los fondos previsionales, lo que a su criterio pone en riesgo el futuro de miles de familias paraguayas. "No son garantía para nadie, y dejar en sus manos el control de los fondos es garantizar el saqueo. Cada caja tiene su carta orgánica y su mecanismo de control que debe ser fortalecido, no necesitamos una superintendencia", agregó.

Además de los legisladores de la bancada del Frente Guasu, estuvieron presentes los liberales Fernando Silva Facetti y Blanca Mignarro, Desirée Masi del PDP y Miguel López Perito, de Avanza País.

El proyecto, con media sanción, aun no tuvo entrada en Cámara Alta para su análisis.

Publicar un comentario

 
Top