GuidePedia

0

Una llamada al sistema 911 que alertaba un presunto caso de violencia familiar, terminó con una balacera entre agentes policiales y unos ladrones en el barrio Sajonia de la ciudad de Asunción. Sin embargo, el hecho más llamativo de todo fue la participación del perro Marrón, quien sujetaba al ladrón para que no escapara del sitio.

El comisario Juan Blanco, jefe de la comisaría primera, detalló que durante la jornada de este lunes recibieron una llamada de alerta mediante el sistema 911 sobre lo que sería un caso de violencia familiar, al escucharse gritos en el sitio.

Inmediatamente los uniformados fueron hasta la residencia de una familia coreana que se dedica a la venta de ropas. Allí constaron que en realidad se trataba de un asalto y fueron recibidos por los ladrones, iniciándose así una balacera entre ambos bandos.

El uniformado relató que inicialmente dos sujetos fueron hasta el sitio y redujeron al dueño del local, con el fin de cometer el robo. Tras verse luego acorralados por los policías, los malvivientes intentaron huir en medio de la lluvia de balas. Uno de los implicados cometió su propósito y se dio a la fuga, mientras que el otro fue aprehendido.

“Cuando nos encontramos con los asaltantes, intentaron subirse a sus motos, pero como no tuvieron éxito, empezaron a correr y uno de ellos fue aprehendido. El mismo tiene una herida en la espalda, pero no guarda gravedad. Está ahora en la comisaría”, refirió.

Blanco sostuvo que durante esta balacera resultaron heridos los agentes policiales Ever Vera y Gustavo Aquino, quienes fueron trasladados a centros asistenciales para recibir la atención médica.

El perro Marrón también tomó protagonismo durante este hecho, al salir a ayudar al policía que intentaba reducir al ladrón. “Yo estaba trabajando y salí cuando escuché el griterío afuera. Ahí salió mi perro también detrás”, contó Mirian Ávalos, dueña de la mascota.

La vecina refirió que el perro fue a atacar al ladrón, luego de que este intentara agarrar el arma para disparar al policía en un descuido, ya que el uniformado estaba buscando las esposas.

“El policía estaba intentado esposarle, pero el ladrón se soltó y cuando iba a sacar su arma, Marrón fue a estironearle de su remera. Ahí escuché los disparos y pensé que le mataron también a mi perro, por como le agarró y le ayudaba al policía”, dijo la propietaria.

Publicar un comentario

 
Top