GuidePedia

0

Este miércoles se prevé a las 10:30 horas la sesión de la bicameral para el tratamiento de la renuncia del presidente Horacio Cartes. De momento, los números en el Senado están ajustados, ya que sus compañeros del “abrazo republicano” no le aceptan su dimisión. Esto ya causó roncha en el cartismo.

El presidente del Par­tido Colorado, Pedro Alliana, se mostró bastante molesto con la acti­tud de los senadores del movi­miento Colorado Añetete y calificó de traición la postura de no aceptar la renuncia de Horacio Cartes al cargo de presidente de la República. Alliana no ahorró descali­ficativos contra algunos de los senadores. Sostuvo que Añetete solo utilizó la figura de Cartes y el movimiento Honor Colorado.

Según recopila La Nación, en este sentido, Alliana manifestó que Honor Colorado trabajó para llevar a la Presidencia de la República a Mario Abdo Benítez, pero legisladores de este sector quieren trancar la renuncia de Cartes. “Real­mente vemos que se le ha uti­lizado de muy mala manera al movimiento Honor Colorado para llegar al objetivo y des­pués darle la espalda. Es una traición de algunos senado­res”, dijo el titular partidario.

Alliana se refirió a la senadora Blanca Ovelar, quien aseguró que no asistirá a la convoca­toria del Congreso para tra­tar la renuncia de Cartes, y señaló que la afiliación de la misma a la ANR es dudosa. “Tiene una afiliación dudosa porque se habla de que le afi­liaron para ser candidata y ahora tanto cuestiona lo de Horacio Cartes, pero ella salió a hacer campaña con el ex pre­sidente Nicanor (Duarte Fru­tos), siendo este presidente activo”, cuestionó.

Citó además a Eduardo Petta, a quien ya no lo considera más como un colorado, al igual que Arnoldo Wiens. Al referirse al senador Luis Alberto Casti­glioni, lo calificó de “mariscal de la traición” y recordó sus acciones en las elecciones del 2008 en las que la ANR cayó en la llanura. “Les digo lo que representa para mí: es un trai­dor del partido y demuestra lo cobarde que es, así de sencillo es”, disparó.

Con respecto a la unidad del Partido Colorado, que se impulsó durante la cam­paña electoral, Alliana sos­tuvo que ahora el proceso está quebrantado y ya habla de una fricción antes de que asuma el nuevo gobierno, con la presidencia de Mario Abdo Benítez. “Es momento de sentar postura; el Partido Colorado está en juego hoy. Esto puede generar fricción y ruptura dentro del partido”, manifestó.

El jefe de Estado presentó el lunes su renuncia ante el Congreso Nacional con el fin de asumir la senaduría activa tal como lo estableció la Corte Suprema de Justicia y el Tribunal Superior de Jus­ticia Electoral (TSJE), ins­titución que lo proclamó el pasado viernes como sena­dor electo.

Publicar un comentario

 
Top