GuidePedia

0

Lamentó la partida repentina y trágica de su hijo y afirmó que su muerte "es muy importante a nivel regional (Misiones) y a nivel país" por los trabajos que realizaba y los resultados que logró en cambiar la política. (Foto ilustrativa Luis Gneiting, en compañía de sus madre y hermanos, durante una fiesta familiar.)



Juntos. Luis Gneiting, en compañía de sus madre y hermanos, durante una fiesta familiar.
Bastante dolido y con la voz entrecortada, don Miguel Gneiting, padre del fallecido ministro de Agricultura y Ganadería Luis Gneiting, manifestó ayer que la tragedia aérea que se cobró las vidas de su hijo y otras tres personas pudo haber sido evitada.

“Creo que es una desgracia que se podía haber evitado; sabemos que hay falencias, por ejemplo, en el mantenimiento de la aeronave”, precisó el dolido familiar en una entrevista con Radio Monumental AM 1080.

En el desastre aéreo, registrado ya acaecida la noche del pasado miércoles, en Ayolas, también fallecieron el viceministro de Ganadería Vicente Ramírez, el piloto Gerardo Baby López y el copiloto Luis Charotti. Sus cuerpos desmembrados fueron recuperados del fondo de un esteral, donde fueron enterrados a casi dos metros por el impacto.

“No es lo mismo con la posibilidad que tiene un automóvil, que se puede encostar nomás en un camino, mientras que un avión allá arriba ya no tiene solución”, se lamentó don Miguel, de profesión mecánico, teniendo a la vista el resultado de lo que considera que fue producto de falencias.

Sobre el punto, insistió: “Ahí, arriba, (la avioneta) o anda o no anda y se tienen los resultados que tuvimos con Luis y sus compañeros, porque cuatro personas no es fácil de olvidar y dejar de lado”.

Para don Miguel, si la desgracia se produjo por un error o una falla en la aeronave, podía haber sido evitada, “pero nadie sabe por adelantado qué es lo que va a pasar”, reflexionó, aunque insistió en que “este es un error en el mantenimiento, algo muy común acá”. Resaltó que “es una costumbre nuestra que siempre vamos al extremo y recién cuando no anda más empezamos a preocuparnos”.

Recordó que en otros paises se manejan con rigurosidad los controles de las avionetas y por ende se deben cumplir con los mantenimientos correspondientes, una vez que se haya alcanzado un límite de horas de vuelo.“Todos hablan de que se podía haber evitado, pero el resultado ya no cambia; particularmente yo no volaría en un avioncito de noche”, agregó.

cambiÓ costumbreS. La partida repentina de su hijo “es una partida muy importante a nivel regional (Misiones) y a nivel país”, consideró también Miguel Gneiting, atendiendo a los trabajos que realizaba y el entusiasmo y convicción con que los hacía. Remarcó que su hijo fue el promotor de inclusive cambiar las costumbres de la zona Sur del país con su manera de hacer política. “Cambió bastante las costumbres y los resultados de los problemas más importantes”, precisó.

Agradeció a las autoridades argentinas que se pusieron a disposición en la búsqueda de la avioneta y sus ocupantes.

Fuente: ÚH

Publicar un comentario

 
Top